Una ciudad de exposiciones

2017-05-22T17:34:49+00:00 15 mayo, 2017|

Abrimos la puerta a las mejores ofertas artísticas del momento en la capital vizcaína

Bilbao ya no es lo que era. No se trata de una frase dicha por decir ni ninguna clase de referencia tópica a las distintas obras que se han venido realizando en la ciudad especialmente desde la década de los 90. Si nos detenemos brevemente a analizar cuáles han sido las principales reformas que se han realizado en la ciudad en la historia reciente, no hay duda de que dicho cambio ha favorecido a aquellas visitas que llegan a orillas del Nervión buscando pasar días enteros rodeados de diferentes propuestas. Las galerías que se encuentran actualmente en la villa ofrecen desde espacios multifuncionales con diversas temáticas (gracias a las interesantes propuestas del Museo Guggenheim Bilbao), hasta las corrientes más clásicas con el Museo de Bellas Artes. Además los aficionados al mar y al mundo de la navegación pueden encontrar nuevas e interesantes exposiciones en el Museo Marítimo que se encuentra bajo el puente Euskalduna. Lugares con propuestas más alternativas como Bilbao Arte o Dock también son interesantes rincones de la villa si lo que uno busca es descubrir corrientes alternativas de arte o no interesarse tanto por los grandes nombres. Todas las propuestas son válidas y más si el visitante que llega a la ciudad está sediento de nuevas experiencias que llenen el espíritu crítico y la sana intención de dejarse maravillas por la pintura, el cine, la música o la escultura además de otras formas de estética como la fotografía o el collage.

Museo Guggenheim

El Museo Guggenheim ofrece multitud de alternativas para quienes buscan tanto estar al día sobre los últimos movimientos en el mundo del arte como rememorar las viejas costumbres artísticas gracias a sus respetables repasos por las carreras de diferentes artistas. Sin una intención concreta de representar un período concreto, durante  el próximo mes de junio y el presente mayo, el principal protagonista de las galerías del Museo será Peio Irazú. Con la inetersante intención de hacer una antología de algunos de los momentos creativos más destacados del artista durante la segunda mitad del siglo XX, el museo ha preparado toda una serie de colecciones del artista para quien no le conozca o quien sea un asíduo de su obra pueda conocer mas de cerca a uno de los hombres que más ha impulsado la cultura en los últimos años dentro del territorio vasco. Y es que, su obra no se limita a un sólo rango de acción a diferencia de muchos otros creadores tanto actuales como pasados. Prácticamente todos los movimientos y expresiones artísticas tienen su reflejo en este bcreador vasco que puede presumir de haber trabajado con collage, escultura, pintura, dibujo y toda clase de reivindicaciones de corte creativo. Si bien es cierto que la tendencia con el paso de los años es la de poder controlar y aunar todos los géneros en nuevas formas de movimiento, la antología de Irazú parece defender la individualidad de cada uno y el resultado de la transmisión de un mismo mensaje a través de diferentes canales.

Museo de Bellas Artes

El Museo de Bellas Artes de Bilbao sigue manteniéndose firme a pesar de que lleva 20 años compartiendo protagonismo con un duro competidor. Si bien es cierto que el Museo Guggenheim sigue atrayendo un nutrido grupo de visitantes diarios, el Museo de Bellas Artes situado a pocos metros de allí sigue alzándose como una alternativa más que interesante si lo que uno busca es desconectar de las tendencias más vanguardistas y apostar por exposiciones de artistas más clásicas y nombre reconocido. Un buen ejemplo de ello es la exposición creada con piezas de Renoir y que se ha bautizado con el evocativo nombre de “Renoir en la intimidad”, se trata de un proyecto conjunto nacido como experimento de colección por parte de diversos críticos y que supone un avance en lo que hoy día comprendemos como la faceta más intima y personal del artista francés. Estrenada en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid el pasado otoño, la obra ya ha logrado el reconocimiento y aplauso del público de la capital y ahora tiene planificado permanecer en Bilbao hasta mediados de este mes de mayo con el objetivo de hacer llegar la figura del artista hasta los ojos de todos los inquietos amantes del arte que residen en la ciudad.

renoir-intimidad-museo-bellas-artes-bilbao

Azkuna Zentroa

Nadie lo sabe todo“, es una opción excelente para quienes buscan una oferta artística más moderna y disfrutan especialmente con los recovecos y las nuevas sensaciones que les aporta la fotografía y la pintura. Esta exposición que lleva ya algún tiempo exhibiéndose en el Museo del propio centro Azkuna, es además completamente gratuita y es de las pocas que pueden disfrutarse en la ciudad sin coste alguno. Esto no supone que sea una muestra de peor calidad ya que quien tenga la oportunidad de acercarse a disfrutarla, podrá maravillarse con el resultado obtenido por Leandro Vidal y Taxio Ardanaz, dos artistas que probaron a salir de su zona de confort e intercambiar lugares de residencia con el objetivo de poder extraer de forma subjetiva las sensaciones que ese nuevo lugar les transmitían. Sin espacio para los alardes personales, la exposición hace un repaso por los periodos artísticos más relevantes de la Cuba moderna así como los principales hechos históricos que han convertido al país en lo que es hoy día. La exposición bipersonal es sobre todo un ejercicio comparativo, una muestra del buen hacer cuando se cruzan dos mentes y la perspectiva de contar una misma historia a través de la diferencia de lentes que pueden ofrecer dos artistas de origen aparentemente tan diferente. La exposición se encuentra disponible hasta el próximo 14 de mayo y aún son muchos los que aprovechan los días festivos para descubrir más de cerca como retrataron estos dos artistas la evolución de una de las naciones más icónicas de América.

nadie-lo-sabe-todo-azkuna-zentroa

Museo Marítimo

El Museo Marítimo siempre ha tenido grandes exposiciones en su haber a pesar de que son muchos los que no tienen en cuenta este bello edificio construido a la sombra de la Carola y el puente Euskalduna. Si eres amante de los barcos, la navegación y la historia de una de las costas más activas de los últimos siglos sin duda debes acercarte a conocer lo que el Museo Marítimo de Bilbao puede ofrecerte. Con varias galerías siempre activas y permanentes dedicadas a la navegación y a la historia de la pesca en Euskadi y Bizkaia y otra serie de propuestas que se van alternando en el tiempo, este Museo se ha convertido con derecho propio en uno de los más interesantes de la villa por sus propuestas diferentes y atrevidas y por su constante intención de seguir renovándose cada día. Actualmente la institución ofrece una exposición permanente que se centra en recorrer la evolución junto a la ría durante los siglos poniendo especial foco de atención en sus mercados, en su gente y en las naves que han alimentado a decenas de generaciones bilbaínas a lo largo de los siglos. La visita exterior por su parte ofrece la oportunidad de conocer físicamente algunas de las embarcaciones protagonistas en la historia de Bilbao en las últimas décadas y por supuesto la imponente figura de La Carola.

Museo Ría de Bilbao

Bilbao Arte

“Jugar: una cuestión de vida o muerte”, se trata de una  exposición de David Hornback que explora la fotografía cotidiana y personal a través de la presentación de diversas piezas que tienen el juego como principal protagonista del propio retrato. Un Pulitzer, trabajos con National Geographic, el New York Times, Stern, Geo, y muchas otras publicaciones de prestigio son los principales avales de un artista que ya lleva 40 años ofreciendo a sus seguidores la oportunidad de conocer conflictos de la vida diaria a través de una perspectiva personal. En esta propuesta en concreto Hornback se centra en su etapa primigenia en donde la obsesión por lograr un resultado puro e inocente se vuelve la máxima de toda la muestra. Con el concepto “jugar con la fotografía”, bajo el brazo, David busca romper esquemas y tabúes para que la fotografía se muestre natural e instintiva. Una necesidad lógica de desprenderse de los formalismos y las normas y abrazar la necesidad creativa desde un punto de vista inocente y original como pocos pueden encontrarse actualmente en la villa. Esta propuesta que nos acerca la asociación vizcaína Bilbao Arte, supone un cambio en la temática habitual del fotógrafo para abordar los espacios que ocupó durante sus primeros años de vida y aprendizaje. Una analogía que analiza sus calles, barrios más cercanos, vecinos y en definitiva toda la atmósfera que sirvió para desarrollar el germen artístico en su cabeza.

photograph copyright David Hornback

Dock

Situado frente a la orilla del Nervión, este local de corte universitario relativamente nuevo ofrece continuamente exposiciones fotográficas de diferentes artistas habitualmente locales que muestran su propia versión de expresiones artísticas tales como el cómic, el diseño, la fotografía y la pintura. En esta ocasión (y con permiso para decorar el local hasta el próximo 1 de junio), visita el lugar la artista Pi Ortiz muy centrada en los campos del cómic y el diseño gráfico ofreciendo dibujos que narran breves historias de diversa temática. Es en este punto donde llama especialmente la atención el recorrido de esta barakaldesa que a pesar de definirse como autodidacta ha logrado atraer la atención del público gracias a su continua mezcla de estilos, referencias y formas de afrontar un dibujo. Con experiencia también en la publicación de cómics la exposición acercará a los clientes del locala lgunas de las piezas más destacadas de esta creadora de referencia.

Deja tu comentario

14 − 7 =